Pasatiempo

Crear un vínculo afectivo con los hijos no es suficiente. Lo importantes es mantenerlo a lo largo de los años y, día tras día, trabajar por reforzarlo y potenciarlo, al tiempo que se fortalece esta unión.