Interpretando el dibujo que un niño hace de su familia

Publicado por Doriana Vega en

Los dibujos que hacen los niños hablan mucho de su personalidad, su estado de ánimo o cómo ven el mundo. Los trazos, los colores o la posición de los objetos, también nos da pistas sobre cómo se sienten.

Es importante señalar que con un simple dibujo jamás podremos realizar un diagnóstico. En primer lugar, porque algo así solo lo pueden hacer los profesionales y expertos en psicología infantil. En segundo lugar, porque para llegar a una conclusión objetiva, se necesitan muchas más pruebas clínicas y otras herramientas. El dibujo de la familia es una técnica proyectiva complementaria, interesante pero nunca concluyente por sí misma. 

En Skolaroo proponemos el siguiente ejercicio como una herramienta para saber cómo se siente dentro del núcleo familiar, con quién tiene más apego o incluso si siente celos de algún hermano.

 

El dibujo que realiza un niño de su familia expresa mucho sobre qué papel juega él y qué relación tiene con el resto de los miembros.

Es importante antes de analizar el dibujo, no tener en cuenta en si es un dibujo bien hecho o no, ya que, según su etapa evolutiva, tendrá más habilidad o menos, e incluso también interviene la capacidad innata de cada uno para el dibujo.

Sí prestaremos atención a los siguientes rasgos: 

Proceso del dibujo: el orden en que dibuja a los miembros de la familia, indica el nivel de afecto o importancia para él. Si algún personaje le cuesta mucho o lo borra para volver a hacerlo, puede que sienta algún conflicto con esa persona. Si le cuesta mucho comenzar a dibujar, puede ser que sienta algún bloqueo en ese momento o algún disgusto.

Tamaño: se considera que el niño vive una situación normal en familia cuando el tamaño del dibujo es normal y proporcionado, cuando no borra y vuelve a pintar constantemente, cuando la presión es la justa o cuando el trazo es continuo. Si esto no se cumple, es posible que el niño no se encuentre a gusto por alguna causa. También es frecuente que pinte más grande a la persona que considera más importante. 

Situación: La posición que ocupan en el plano cada uno de los miembros. Lo normal es que el niño se dibuje entre los padres, si no es así y está apartado, es posible que sienta que no recibe la suficiente atención. Es posible que sienta celos del hermano si lo pinta alejado del resto de miembros. 

Detalles: si faltan las manos en el dibujo en alguno de los personajes o en todos, cuando el niño ya es capaz de dibujar bien, indica falta de afectividad. Es importante ver si los personajes están sonriendo, tristes o enfadados, porque también nos revela información sobre el estado de ánimo del niño o cómo ve a su familia.

Omisiones: en ocasiones, de forma deliberada, no incluyen en el dibujo a algún miembro. Generalmente suele ser a hermanos y viene determinado por los celos, pero podría omitir alguna figura paterna debido a algún conflicto.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados