Colegio 100% libre de comida chatarra

Publicado por Mauricio Moncada en

Comenzamos el 2020 y seguramente tanto Uds. como nosotros, iniciamos con energía renovada y grandes propósitos para lograr.  En Skolaroo les deseamos que con un poco de perseverancia se cumplan todos.

En el tema de colegios, percibimos que un propósito de años pasados se quedó solo en buenas intenciones, por lo que nos gustaría traerlo a cuenta y fomentar acciones para cumplir un excelente propósito.  Nos referimos a la prohibición de venta de comida chatarra en los colegios.

Para ponernos en contexto, durante el 2014 y 2015 se promueve en México una reforma legal para prohibir la venta de comida chatarra en colegios y escuelas. El objetivo era simple:

Cambiar una lamentable realidad: “Primer lugar en obesidad infantil”

No obstante, las cosas no han cambiado mucho. Diversas investigaciones demuestran que las escuelas en México son entornos que promueven la obesidad infantil, ya que, a pesar de haber una regulación obligatoria y sancionable, el 51% del total de alimentos y bebidas que se venden son chatarra, tan sólo el 4.3% de la venta es de frutas y verduras, y sólo el 17.3% de las escuelas cuentan con bebederos.

 

 

La ley cambió a favor de proteger a los niños, sin embargo, las personas y las instituciones no han cambiado mucho y se presenta una fuerte resistencia para el cambio.

 Factores que dificultan el cambio de hábito.

  1. Resistencia de Empresas.

En 2014 una embotelladora perteneciente al grupo Coca Cola, interpuso un amparo alegando la limitación de la libertad de los niños. Sin embargo, en marzo de 2015 un juez resolvió que es constitucional ya que, al tratarse de menores de edad, tienen protección especial del Estado mexicano, atendiendo al interés superior del niño.

Aún así, las empresas incentivan la venta de sus productos en colegios.

  1. Resistencia de colegios.

Una de las resistencias más fuertes que enfrenta actualmente son las tiendas de los colegios.  La venta de comida chatarra les resulta muy conveniente, tanto por los altos ingresos, así como la facilidad de operación de la tienda.

Vender productos frescos y saludables requiere mayor trabajo para la tiendita, ya que son perecederos y requieren manejo con controles de salubridad.

También existe una clara falta de interés de colocar bebederos en los colegios.

  1. Resistencia de padres de familia.

En el caso de los padres de familia, no parece una gran resistencia. Sin embargo, la apatía para inculcar hábitos saludables en los hijos es común. Por diversas razones no se dedica tiempo para supervisar la calidad de los alimentos que consumen sus hijos y se limitan a proporcionarles los medios económicos diariamente.

  1. Resistencia de los niños.

Aquí no hay mucho que decir. Los niños prefieren comida chatarra porque para eso fue diseñada.

Muy dulce, muy salada, muy picante, etc.   Y en pocas palabras, adictiva.

 

La organización mundial de la salud OMS, lanzó algunas alertas recientes acerca de la necesidad de cuidar mejor la dieta de los menores, ya que los niños obesos o con sobrepeso tienen un mayor riesgo de padecer problemas de salud graves. Y, por otro lado, ha elaborado unas orientaciones sobre el consumo de azúcares libres que vale la pena consultar.

En Skolaroo creemos que, aunque falta mucho para poder revertir la tendencia desfavorable, es buen momento para retomar acciones promoviendo hábitos saludables.

Propósitos 2020

  1. Exige que tu colegio se convierta en 100% libre de comida chatarra.
  2. Investiga diferentes opciones de colaciones para tus hijos.
  3. Promueve hábitos saludables desde casa.

 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados