¿Por qué nos gusta dibujar Mandalas?

Publicado por Pablo Andrónico Chavez Villanueva en

Los mandalas son un arte milenario que permite, por medio de un soporte gráfico, llegar a la meditación y a la concentración, fomentando la creatividad y mejorando la motricidad fina y la autoestima.}

Logran un efecto relajante y estimulante a la vez. 

 

Terapia con mandalas, ¿a quién va dirigida?

La práctica de los mandalas es accesible a todo el mundo y puede acompañar en cualquier etapa de la vida: tanto a pequeños como a mayores, ya que no requiere conocer una disciplina determinada.

Esta técnica puede ayudar a trabajar:
  • La concentración
  • La paciencia
  • La focalización de la atención
  • La memoria
Se pueden utilizar diferentes técnicas de dibujo para colorear y realizar mandalas.  Todas son válidas y generan los mismos efectos.

 

Se ha registrado que la estimulación cognitiva con mandalas permite la activación de los dos hemisferios del cerebro. El hemisferio derecho es el global y no verbal, donde residen capacidades como la imaginación, la intuición, la creatividad, la inspiración o el espacio. En cambio, el hemisferio izquierdo es lógico y verbal, donde se establecen las competencias de la racionalidad, el detalle o la coherencia.  

Se recomienda que al finalizar una Mandala, expliquemos a otras personas la sensación que nos genera los colores elegidos y describamos los trazos.

Finalmente, la realización de mandalas también favorece el nexo entre nosotros y otras personas.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados